Vecinos de Torreguadiaro, indignados por la construcción “ilegal” de una gasolinera





La Asociación de Vecinos ‘Torrelaguna’ de Torreguadiaro y algunos particulares han asegurado a Sanrópolis la posible construcción “ilegalidad” de la gasolinera en una zona de lavado de coches en la barriada, junto al centro de lavado del hotel Las Camelias.

DSC09156 (FILEminimizer)

Estos ciudadanos alegan que, según la legislación, para construir un surtidor de gasolina la zona debe ser comercial, un polígono industrial o un área de servicio. “No cumple ninguno de estos requisitos, esto es una zona turística. Además, hay viviendas a menos de tres metros y otra gasolinera a unos 200 metros. Los vecinos tenemos miedo de lo que puede suponer este surtidor tan cerca de las casas”, han apuntado.

Según los afectados, en el año 2011 tuvieron constancia de las intenciones que tenía el dueño de esta zona de lavado de coches de montar los surtidores. “La Policía Local vino hasta en tres ocasiones preguntando, casa por casa, si estábamos de acuerdo en que se construyeran. Todos nos opusimos y se quedó ahí”, ha señalado a este diario José Enrique Gallardo, propietario del Hotel Las Camelias y uno de los vecinos perjudicados.

“Ningún político sabía nada de la obra”

Sin embargo, estos sanroqueños se llevaron la sorpresa la semana pasada cuando vieron que comenzaban las obras. “No nos lo podíamos creer. Llamé a los políticos, incluidos los del PSOE, y me dijeron que no sabían nada. Nadie sabía nada”, ha señalado Gallardo.

Este ciudadano ha destacado que empezaron a mover hilos y tuvieron conocimiento de que había sido el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, quien había firmado la autorización, “cuando era el primero que decía que se oponía a esta construcción y sabía la postura de los vecinos”, ha apuntado.

Los vecinos se sienten engañados

Gallardo ha añadido que “nos hemos sentido engañados, porque tres días después de que el primer edil firmara, se reunió con Torrelaguna para tratar temas de mejoras para la barriada. En el encuentro se le preguntó por la gasolinera y evadió la pregunta. Todos pensaron que era algo olvidado y que no se iba a construir. Ahora sólo nos quedan tres días para presentar las alegaciones, porque la autorización está firmada desde el 27 de marzo, y el plazo para recurrir es de 30 días”.

Por otro lado, Gallardo ha asegurado que ha tenido que acudir a la Policía Local para denunciar que se estaba empezando a desprender arena en sus instalaciones a consecuencia de las obras.

Presentación de alegaciones

DSC09155 (FILEminimizer)

Por su parte, el presidente de la asociación vecinal ‘Torrelaguna’, Francisco Jiménez, ha informado a este diario que “según el alcalde, ha firmado los documentos porque reúne todas las cuestiones técnicas. Nos parece sorprendente cuando siempre ha dicho que estaba en contra. Creemos que es ilegal”.

Los afectados han destacado que presentarán las alegaciones oportunas y que un abogado está estudiando el asunto. “Vamos a estar por encima de la legalidad. Si es legal y cumple los requisitos se montará, pero todas las informaciones que hemos tenido apuntan que la gasolinera no se puede construir”.

Este jueves 24 de abril, los vecinos acudirán al Pleno Ordinario para pedir la palabra y exponer todo lo ocurrido ante todos los partidos políticos.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.