Quiero ser futbolista




Iniesta, Fernando Torres, Piqué, Cesc Fábregas, Jordi Alba, Fernando Llorente, Bojan… ¿Qué tienen estos futbolistas en común? Se puede decir que son sin duda muy buenos jugadores, todos internaciones con la roja, importantes en sus clubes, superclases. Pero no, no es esa coincidencia la que iba buscando. En lo que coinciden estos cracks es que todos han pasado por el famoso torneo alevín BBVA de Canal Plus. No todos despuntaban de la manera en la que lo hacen ahora, pero gracias a las imágenes podemos montarnos en la máquina del tiempo y retroceder para verlos desde chavales con 12 añitos dejando destellos de lo que son ahora.

Torneo de solera este del Canal Plus, que allá por el año 1992 instauraban el periodista José Ramón de la Morena y Carmelo Zubiaur. Tanto ese año como el siguiente los equipos que competían eran los de las 17 Comunidades Autónomas de España. Pero desde el 1994 lo hacen los 20 equipos de primera, formato que se sigue manteniendo en la actualidad.

Por el torneo han pasado en estos 23 años la friolera de ¡¡6.900 jugadores ¡! Algunos como Granero, Lora, Planas, Isaac Cuenca, Corona y unos pocos privilegiados más han conseguido su sueño de ser profesionales del balompié, no de la talla de los “supercracks” ,  pero profesionales del fútbol a fin de cuentas.

Pero , ¿y el resto? Los  Rabadán, Palencia, Montaño, David Del Prado, Terrón, Ceballos… ¿No les suena? La verdad, a mí tampoco. Pues esos chicos fueron  galardonados con el trofeo de mejor jugador de la edición en que participaron.

Tiremos por lo alto y aventurémonos a decir que a lo largo de estas 23 ediciones han podido ser 50 (siendo generosos) los que disfrutan el futbol desde la élite. Pero me vuelvo a repetir ¿ Y el resto? No hace falta hacer revivir  al famoso matemático Isaac Newton para sacar el porcentaje de “los que llegan”: el  0,007 %.

Pues el resto, ese 99,997%, son los que se quedan en el camino. Y no estamos  hablando de la cantera en general del futbol español,  no, estamos hablando de la creme de la creme del balompié nacional.

Si extrapolamos esta muestra estadística a todos los jugadores que practican futbol a lo largo y ancho del panorama futbolístico español  la media de los que llegan sería muchísimo más ridícula de lo que ya es.

A todos nos llama la atención cualquier jugador con calidad, a los futboleros se nos cae la baba viendo a jugadores que en edad de parvulario tienen conocimientos futbolísticos de grandes maestros. Esos jugadores, más allá del entrenador que le toque o del entorno que le rodee va a llegar a un gran club de cantera… con todo probabilidad para llegar  ese 99,99% que no pasa a profesional.

Como entrenador me pregunto si hemos actuado bien (intencionadamente o no) priorizando a esos jugadores sobre los menos dotados. Todo entrenador se enorgullece de ver cómo alguien a quien has entregado muchos minutos de tu tiempo, tiene la suerte de llegar a un primera, al menos a su cantera. Si a estas alturas del artículo estamos de acuerdo en algo será de que llegar a Primera es algo cuasi imposible, más aún en la comarca , donde en 50 años  han llegado a Primera División sino me falla la memoria: Aldana, Mesa, Merino, Bezares y Manolo Villa. De hecho conozco a más personas a las que le ha tocado la lotería que las que hayan jugado en Primera. Visto esto, demos más importancia en los procesos formativos a esos jugadores menos dotados, esa gran minoría,  que más allá de sus cualidades necesitan que se  integren en un grupo, ganen en  autoestima, autoconfianza y disfruten jugando a este precioso deporte. Que no nos llenarán  la vitrina de trofeos, ni los veremos con la zamarra de un equipo top, pero son los que más nos necesitan, a los que nos llamamos entrenadores de fútbol.

Raúl Mena, ex monitor de categorías inferiores del CD San Roque y ex scouting del CD San Roque (Tercera División). Entrenador Nivel 1.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.