Otro pasito en Tercera




El Sanro ha acabado a falta de una jornada su andadura esta temporada, la quinta consecutiva en 3ª división. Un proyecto que comenzaba de puntillas y con muchas dudas. Nuevo proyecto con la presidencia de Abel que traía de la mano a Guti, que así mismo por motivos económicos no iba a contar con la base de la plantilla de los últimos años del club.

El nuevo míster regeneró el equipo con una refrescante ola de nuevos jugadores, con menos nombre pero rebosantes de ilusión, fieles a la filosofía de buen trato al balón del algecireño. Una hornada de jóvenes jugadores casi inexpertos en tercera en las que el sanroqueño Stoichkov se erigía desde la pretemporada en la referencia del equipo, dando con su magia la pincelada perfecta , la guinda al buen juego del resto del equipo.

El equipo terminaba la primera vuelta remontado al Ceuta, una victoria  que dejaba  a los de Guti a tiro de piedra, 3 puntos , de la liguilla pero con la tranquilidad de tener la salvación en el bolsillo, objetivo del club y hazaña por la que no muchos apostaban a principio de temporada, debido a la juventud del plantel.

Y hasta  aquí llegó el sueño… Cenicienta despertó. La marcha de Ayala al futbol catalán, y sobre todo la de Stoichkov a la Balona en su imparable progresión hacia categorías más  acorde a su sobresaliente talento, dejaban al equipo sin alas. Pero el equipo, aún sin alas seguía compitiendo en la categoría con lo que le quedaba: uñas y dientes. Y con mucha dignidad hasta la jornada 35, última del míster Guti que dejaba al equipo 9º con 47 puntos, yendo como salvavidas para dejar al equipo de su ciudad en la categoría de bronce.

Y de ahí la debacle, el equipo se plantó no volviendo a puntuar, y bajando hasta la 13ª posición diluyéndose como un azucarillo.  5 derrotas consecutivas: 1-0 en Sanlúcar, 0-2 Alcalá, 3-0 en San Juan, 0-4 ante Córdoba “B” y no, no llegó el 5-0 para seguir con la serie matemática, sino que cayó en tierras caballas 4-2 ante el Ceuta.

Bien es cierto que se han dado diversos factores para propiciar esta mala racha: la relajación que da no luchar por ningún objetivo, sumado a la dureza de las últimas 5 jornadas del calendario han hecho que el equipo pierda competitividad en el último sprint del campeonato.

Una competitividad que unido a que se mantenga gran parte de la plantilla, deben ser las armas con las que el Sanro se consolidad por sexta temporada consecutiva en 3ª división. Un hecho que se celebraba hace 6 años con el ascenso, con todo un pueblo volcado por estar en esta categoría nacional. Una categoría que este mismo pueblo no puedo olvidar la importancia que tiene mantener.

Raúl Mena, ex monitor de categorías inferiores del CD San Roque y ex scouting del CD San Roque (Tercera División). Entrenador Nivel 1.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.