Muchas risas y diversión en el Toro del Aguardiente infantil




Como ya es tradición, el Toro del Aguardiente infantil se ha corrido en el mediodía de hoy, sábado, en la Plaza de Toros. Decenas de niños y niñas han participado en esta actividad con la que se pretende formar cantera y, sobre todo, proporcionarles un rato de diversión. Padres e hijos se han reído con los recortes y algún que otro tropezón propiciados por los dos carretones adornados por las cabezas de sendos toros de cartón piedra.

Se trata del sexto año en que se celebra esta actividad, que organiza la Peña Cultural Taurina del Toro del Aguardiente. Su presidente, Isaac Gómez, explicó que “los niños se lo pasan bien, y aunque este año hay menos que otras veces, está yendo todo muy bien. Es normal que hayan venido menos, porque es por la mañana en vez de por la tarde. Pero nosotros no vamos a faltar”.

“Además de correr los dos carretones -añadió- ahora haremos unos juegos para enseñar a los niños a correr el toro, porque ellos son los que van a continuar en el futuro con nuestra tradición. Les vamos a decir cómo se recorta un toro, cómo hay que tratarlos… Y también tenemos castillos hinchables y una manguera para refrescarles”.

Miembros de la peña del Toro se turnaron para embestir sin peligro con dos carretones, uno negro zaíno bragao y otro jabonero, a los niños desde el llano de laPplaza de Toros y después en el interior del coso.

Sobre las 13.30 horas, los niños fueron llamados al exterior, y tras la típica explosión de un cohete, del interior de una furgoneta apareció uno de los dos toros de cartón piedra, que persiguió a los niños sin cesar, mientras gritaban, corrían y reían.

Sin duda alguna, para los niños de San Roque es una sensación especial poder emular a sus mayores y correr estos toros de la ganadería ‘Cartón piedra’ y astifinos. El propósito de enseñar a niños a correr el toro del Aguardiente se logró otro año más.

Tras más de media hora de corretear al toro en el ruedo y viceversa, los niños participaron en un baile y sorteos, y mientras se refrescaban con una manguera, jugaron en unos castillos hinchables preparados por la peña.

La Peña había instalado una pequeña barra con refrescos a precios muy económicos y aprovechó para vender, como es tradicional, pañuelos del Toro del Aguardiente, que el lunes por la mañana lucirán los corredores del Toro del Aguardiente de verdad.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.