Miguel de Puente Mayorga, toda una vida entregada al mar




Miguel es un vecino de Puente Mayorga que lleva 35 años dedicado a la venta de pescado. En sus comienzos vendía este producto con su furgoneta en La Colonia, pero tras las exigencias de sanidad y la prohibición de la venta ambulante montó una pescadería en la barriada.

Este sanroqueño asegura que la pesca y el mar es su vida “mi padre también se dedicaba a la venta de pescado en Gibraltar y mi abuelo era patrón de pesca. Me viene en la sangre, al igual que  muchos vecinos de la zona. El campesino tienen campo, nosotros el mar para subsistir”.

Se levanta todos los días a las dos de la mañana y recorre 400 kilómetros en busca del pescado más fresco de Andalucía. “Mi materia prima llega de todos los puntos de la región, me gusta traer lo mejor para mis clientes”.

Sin embargo, Miguel asegura a este diario que su trabajo es muy duro, “está muy poco valorado y recompensando. Hay mucha gente que sí valora todo el esfuerzo, pero otros pasan del tema y no ven el sacrificio de la pesca y de traer el mejor producto”.

«La crisis ha afectado mucho al sector pesquero, porque el pescado es perecedero»

Además, este vecino añade que la crisis ha afectado mucho al sector pesquero, “se nota más que en ningún otro sitio, porque el pescado es perecedero, un día tienen un precio y otro día otro y es muy complicado. Si no se vende se tienen que tirar”.

A pesar de todo, y a sus 56 años, Miguel continuará la tradición familiar y seguirá permitiendo cada día que el mar forme parte de su vida, para que sus vecinos de Puente  consuman el pescado más fresco .

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.