Las vacaciones son obligatorias




En esta época del año, la mayoría nos cogemos unos días de vacaciones. Pero no todas las vacaciones son igual de provechosas. Hay gente que no sabe desconectar, por lo que cuando vuelve al trabajo se sigue sintiendo cansada. Y no es cuestión de días, sino de apartarnos de la rutina diaria.

Los horarios, las citas, las reuniones, los compromisos y las actividades del día a día son los causantes de un tipo de estrés, del que, aunque estemos acostumbrados, tenemos que desconectar, ya que genera un desgaste tanto emocional como físico.

Por ello, tenemos que obligarnos, no solo a tener unos días de vacaciones, sino además saber sacarle su buen jugo, imprescindible para nuestra salud.

Para empezar tenemos que entender las vacaciones como:

  • Una recompensa por el esfuerzo que hemos realizado .Así aprovechamos también para aumentar nuestra autoestima.
  • No valen los horarios ni el control absoluto. Si eres de los que planea hasta el último detalle intenta que los demás también aporten, así nos vamos relajando. Y no te asustes de los cambios de último momento, pon tu mente en “Modo Flexible”.
  • Cambia el ritmo habitual del día a día, ya llegará el momento de volver a la rutina.
  • Deja claro en tu lugar de trabajo que estas de vacaciones, por lo tanto “Do not disturb”.

Si logramos desconectar desde el primer día:

  • vamos a experimentar un sentido general de bienestar
  • prevenimos el estrés
  • reduce la depresión y la ansiedad
  • disfrutamos de las buenas relaciones sociales
  • En definitiva, mejoramos de manera significativa nuestra salud mental

Prepárate para tener unas buenas y reparadoras vacaciones, y no te olvides de  disfrutar y hacer disfrutar a los que te rodean.

“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar” John Steinbeck

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.