La Guardia Civil interviene más de una tonelada de hachís en una furgoneta robada




Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto Principal de San Roque, han intervenido 1.350 kilos de hachís en una furgoneta sustraída.

La intervención se produjo al ser requerida la patrulla de seguridad ciudadana por el COC (Centro de Operaciones Compleja) para reconocimiento de la zona fiscal de Palmones, Los Barrios, ante la posibilidad del acometimiento de un alijo.

Cuando los agentes se estaban dirigiendo a la zona en el vehículo oficial, observaron como se incorporaba a la autovía A-7, por el carril contrario, una furgoneta con signos evidentes de sobrecarga. Ello motivó su seguimiento al sospechar que pudiera provenir del lugar del alijo, cargada de droga.

Durante la persecución, los Guardias Civiles haciendo uso de las señales luminosas y acústicas del vehículo oficial le dieron el alto reglamentario, haciendo el conductor de la furgoneta caso omiso y aumentando considerablemente la velocidad, realizando maniobras evasivas sobre la fuerza actuante. Al llegar al kilómetro 107, intentó cambiar el sentido de la marcha, quedando bloqueada en dicha intersección, emprendiendo huida su conductor a pie.

Aunque se estableció un dispositivo de búsqueda por la zona con la colaboración de otras patrullas para la detención del huido, no fue posible su localización.

En la furgoneta, que había sido sustraída en Sabadell, Barcelona, en marzo del año actual, los agentes hallaron 45 fardos de hachís, con un peso de 1.350 kilos.

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta para la localización y detención de todos los implicados en el alijo como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

De los hechos se instruyeron las correspondientes diligencias, las cuales fueron puestas a disposición de la Autoridad Judicial.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.