"> La CIA esperaba que Gibraltar volviera a ser española – SANRÓPOLIS

La CIA esperaba que Gibraltar volviera a ser española




Imagen aérea del Peñón de Gibraltar. FOTO: Trotamundos.eu

En una noticia que ha divulgado el periódico de tirada nacional El Mundo se da cuenta de un documento desclasificado de la CIA, con fecha 15 de febrero de 1983, titulado ‘UK-España: Gibraltar – batalla por un pedazo de la roca’, que pone de manifiesto el problema de la soberanía de la ‘Roca’.

Según aparece reflejado en este artículo, “la decisión de la CIA de abrir el acceso a más de 12 millones de páginas de más de 930.000 documentos ya desclasificados permite conocer que Estados Unidos es uno de esos países y, que, además, pronosticaba una solución: apostaba a que Gibraltar terminaría siendo una región semi-autónoma de España”.

En el documento al que ha tenido acceso El Mundo, fechado en 1983, “Una de las prioridades del nuevo gobierno socialista en España es la recuperación de Gibraltar y avanzan que el Ejecutivo de González intentará ganar crédito político endureciendo su posición. “Intentarán acelerar las cosas aplicando presión sobre los Estados Unidos y otros miembros de la OTAN para actuar en su nombre”, concluye el texto.

Según la noticia “la CIA señala, desde su punto de vista, la solución o los pasos a dar para llegar a una resolución definitiva. Esto es lo que planteaban los Estados Unidos: “Una posible solución provisional podría ser un acuerdo para la administración conjunta hispanobritánica, así como la doble ciudadanía para los residentes en Gibraltar. A largo plazo, el resultado más probable es que Gibraltar se convierta en una región semi autónoma de España, pero el proceso puede tardar varias generaciones”.

En este informe de la CIA se refleja que “Los Estados Unidos se resisten a involucrar a la Alianza en el problema de Gibraltar”.

Por último, “la agencia de espionaje no considera que el gobierno socialista llegue al extremo de rechazar el acuerdo con los estadounidenses sobre las bases, pero sí será más quisquilloso con las relaciones bilaterales”.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.