Juanjo Bezares: “Acabaré mi carrera en el CD Guadiaro, donde empecé”




El futbolista de Guadiaro Juanjo Bezares ha querido compartir un ratito con Sanrópolis y contar a nuestros lectores sus experiencias en su carrera profesional. Con 33 años, continúa jugando al fútbol y ha pisado los estadios más importantes de España y algunos de Europa. Apodado en Cádiz como “El Bicho”, mantiene muy buenos recuerdos de su estancia en Primera División, dónde consiguió el sueño de cualquier niño futbolero.

_DSC1304 (FILEminimizer)Pregunta: ¿Cómo y cuándo comenzó a jugar al fútbol?

Respuesta: Empecé en el CD Guadiaro, tendría unos 8 o 9 años. En aquel entonces era bastante curioso, porque no se llevaban las categorías inferiores por la comarca. Me acuerdo de juntarnos en el campo de fútbol 30 y 35 jugadores de todas las edades y nos entrenaba José Campoy “El Gallo”. Todavía sigue el hombre entrenando a los pequeños. Él nos dirigía a todos. Siempre he dicho que es una de las personas que tendría que tener un reconocimiento, porque aguantar a tanto chiquillo, y en esas edades, era de agradecer.

P: Entonces, el gusanillo por el fútbol lo tiene desde pequeño

R: Sí, en la familia Bezares somos muy futboleros. Mi padre y mis tíos siempre han jugado en el Guadiaro. Mi padre jugó en la Esteponera y siempre se ha mascado el fútbol en mi casa. Desde pequeño  he estado con la pelota, y la verdad es que en nuestra familia el fútbol es una pasión y se lleva muy dentro.

“En nuestra familia el fútbol es una pasión y se lleva muy dentro”

P: ¿Cómo recuerda la infancia en Gudiaro?

_DSC1282 (FILEminimizer)R: Muy bien. Tengo muy buenos recuerdos. He disfrutado mucho. Con respecto al fútbol siempre me han tratado fenomenal hasta pegar el paso.  Estando de Juvenil de segundo año debuté con el primer equipo que estaba en Regional Preferente. Para mí fue algo muy bonito, porque aquí en Guadiaro la cantera se lleva bastante bien. Es un club muy futbolero y debutar con el primer equipo es la ilusión de cualquier niño, a pesar de que estaba en una categoría muy inferior y amateur. De ahí salte a lo que fue mi carrera más profesional. Viví esos momentos con ilusión y mucho cariño.

P: Su carrera profesional la comenzó en la Real Balompédica Linense. ¿Se puede decir que fue  el “equipo trampolín”?

R: Sí. Antes pasé por el Atlético Zabal, con el entrenador Luis Ocaña, al que le agradezco mucho por lo que me enseñó, y porque estuvo todo el año yendo y viendo a Guadiaro para que jugara en el Zabal. Eso nunca lo olvido. Y bueno, ahí hice una temporada bastante buena. Ese equipo era filial de la Balona, ésta me vio y salté al primer equipo.

“En Guadiaro la cantera se lleva bastante bien”

P: De la Balona al Sevilla CF._DSC1295 (FILEminimizer)

R: Estuve con la balompédica dos años y medio. Con este equipo debuté siendo juvenil de último año ante el Melilla, en partido oficial. Recuerdo que ganamos 1-0. Comencé a jugar con la Balona y el último año me enteré que el Sevilla me estaba siguiendo. Sabiendo esto, comencé a prepararme un poco más hasta que me fui con el equipo hispalense.  Fueron momentos muy bonitos. Entonces tenía 19 años y debuté con 20.

P: ¿Cómo le dieron la noticia?

R: Recuerdo que el secretario técnico del Sevilla, Antonio Fernández, me llamó y me dijo que quería tomar algo conmigo. Cuando me comentó que estaban detrás de mí, que tenía bastante ganas de que me fuera en verano, fue algo muy grande. Comencé a ver el fruto de mi trabajo y, sobre todo, que me estaba tomando el fútbol como mi vida. He tenido la suerte y el privilegio de llevar 13 años viviendo de este deporte. Es una profesión muy bonita, en la que hago lo que me gusta desde pequeño.

“He tenido la suerte de llevar 13 años viviendo de este deporte”

_DSC1284 (FILEminimizer)P: ¿Siempre ha querido dedicarse al fútbol?

R: Cuando me preguntaban en el colegio siempre decía que quería ser futbolista. Pero era consciente que este mundo es muy difícil y en esos momentos seguía estudiando. Me hubiera gustado ser periodista deportivo, pero lo dejé en Bachillerato. No me presenté a la Selectividad, porque comencé a entrenar con la Balona y me frené un poco. Es verdad  que fui algo cobarde y no tiré para adelante con los estudios, porque pienso que hubiera sacado algo. Pero el fútbol era mi primera meta.

P: ¿Se arrepiente?

R: En absoluto. He tenido muchos momentos de mi vida muy buenos con el fútbol que no los cambio por nada. El privilegio de debutar en Primera División, que para cualquier niño es lo máximo. Soy un privilegiado, siempre lo noto así y siempre intento trabajar  para seguir con esa chispa del fútbol. El día que no tenga esa ilusión, lo dejaré.

“Me hubiera gustado ser periodista deportivo”

P: Su familia es cadista. ¿Qué pasa cuando le llama el Cádiz?

_DSC1287 (FILEminimizer)R: Yo estaba en el Sevilla, jugando en Segunda B y tenía para varios años allí. Llegó el interés del Cádiz y decidí jugar en Segunda A. Son pasos que vas pegando. El Cádiz es  el equipo de mi tierra, por lo que para mi familia y para mí fue muy apetecible y muy ilusionante. Así que lo encaminé con una ilusión muy grande. El primer año jugué unos 34 partidos. Viniendo de Segunda B, jugar esos partidos en Segunda A y subir a primera es algo complicado en el fútbol, pero lo logré. Me siento muy orgulloso, aunque no cabe duda que lo conseguí por la ilusión que traía por defender este equipo y hacer algo bonito con el conjunto de mi tierra.

P: Son muchos los recuerdos que tiene de sus años en el Cádiz CF.

R: Fueron unos años muy bonitos. Desde que llegué tuve un cariño especial con el club y la afición. Los mejores recuerdos son los de Primera División. Nos paseamos por todos los campos grandes de España defendiendo el escudo cadista. Pero sin duda, el mejor de todos es el ascenso en Chapín. Es algo que ha marcado mi carrera. Ascender con el Cádiz a primera, con el equipo de tu tierra y encima contra el eterno rival que es el Jerez, fue algo muy especial. Las sensaciones que viví el día del ascenso en Chapín no se pueden explicar. Sensaciones mágicas. Daría lo poquito que tengo para volverlas a vivir.

“Las sensaciones que viví el día del ascenso en Chapín no se pueden explicar”

P: ¿Cómo fue ese momento del ascenso?

bezares2[1] (FILEminimizer)R: Fue lo máximo. Llegamos a la última jornada y teníamos que ganar en Jerez. Contábamos con una plantilla bastante buena. Salimos del estadio Ramón de Carranza, donde hicimos una charla por temas de seguridad. Era un partido de altísimo riesgo por ser un derbi. Nos montamos en el autobús y llegamos a Chapín, conscientes de que lo íbamos a conseguir, porque teníamos muy buena base y muy buen grupo. Además, llegábamos en un momento bastante bueno, en el que el Jerez ya estaba descolgado en mitad de la tabla hacía tiempo. No competía al mismo nivel que nosotros, y las sensaciones eran bastante buenas. Ganamos 0-2.

P: Fue un momento mágico, ¿verdad?

R: Mucho. Se desplazaron unos 7.000 cadista hasta Jerez. Fue impresionante llegar a Cádiz y ver toda la avenida amarilla. Algo muy bonito. Llegando, sobre las tres de la madrugada, recuerdo a un chaval joven que se puso delante del autobús de rodilla, dándonos las gracias. Esos fueron momentos inexplicables y muy bonitos. Siempre los llevo en el recuerdo. Cada vez que voy a Cádiz o veo a algún cadista, ese cariño que noto es bastante agradecido.

“Fue impresionante llegar a Cádiz y ver toda la avenida amarilla”

P: ¿Qué le pasó al Cádiz? ¿Qué fue lo que falló?_DSC1299 (FILEminimizer)

R: La organización no fue muy buena. Tuvimos esa pizca de mala suerte de estar en Primera División y en tres años pasar a Segunda B. Creo que, en el año de primera, el Cádiz tendría que haber apostado más por haberse quedado allí. Los fichajes estuvieron bien, pero se tenía que haber invertido algo más de dinero. Haber firmado gente mucho más potente. Este equipo lo tiene todo: infraestructuras, afición, estadio… No se invirtió lo necesario. A partir de ahí, el primer año que bajamos hicimos una temporada para haber estado en play off. El segundo año, nos tocó vivir el tema del presidente Baldasano, con el que tuvimos muchos problemas. Se fue sin terminar la temporada, el club se quedó un poco a la deriva, había muchas incertidumbres, muchas sombras y luces. Eso al final se acaba pagando.

P: El descenso a Segunda B.

_DSC1290 (FILEminimizer)R: Ocurrió en Alicante. El peor día de mi vida. Pienso que fallé a mucha gente.  Todo sucedió muy rápido, en el último minuto fallamos un penalti que nos podría haber salvado. Fue bastante dramático. Es un lunar que queda ahí para la plantilla de ese momento y para la afición del Cádiz. El descenso de Primera División a Segunda fue más “light”. Sabíamos que nos faltaba plantilla, pero estuvimos luchando hasta el final, algo que agradeció la afición. El segundo descenso fue el trágico, porque nadie se lo esperaba. Ese año no estuvimos ni una semana en puestos de descenso. Descendimos en el momento en el nos colocamos al final de la tabla. Nadie se lo explicaba. Ver a 3.000 personas llorar por una pasión como es el fútbol hace que te sientas como que has fallado a muchas personas. Es verdad que al siguiente año conseguimos una plantilla muy buena y ascendimos de nuevo a Segunda A. Yo me fui a Grecia a mitad de temporada.

“Ver a 3.000 personas llorar por una pasión como es el fútbol hace que te sientas como que has fallado a muchas personas”

_DSC1296 (FILEminimizer)P: Además de los momentos del ascenso, dentro de la plantilla, ¿con qué se queda?

R: Con la unión que ha habido en los cuatro años que estuve. En los equipos con tanta solera e historia, las plantillas tienen que estar muy unidas. Ahí está el éxito. Mantengo la relación con muchos compañeros del Cádiz. También me quedo con el cariño de la afición y de los propios jugadores. Tengo muchas amistades gracias al fútbol. Al fin y al cabo es lo que te quedas.

P: ¿Cuál ha sido el mejor jugador con el que ha compartido vestuario?

R: Me quedo con Lucas Lobo. Un argentino que llegó a mitad de temporada al Cádiz CF. Además de excelente persona, es un gran jugador. Ahora es estrella en México. Este año llegó a debutar con la selección mexicana, que lo nacionalizó. Es un jugador maravilloso, con unos gestos técnicos que hacen que algunos lo compararan con Mágico González, la excelencia en Cádiz, lo máximo para el cadismo. Lucas Lobo se disfrutó muy poco, pero muy intenso.

“Tengo mucha relación con muchos compañeros que estaban en el Cádiz”

P: ¿Y su mejor rival?

_DSC1288 (FILEminimizer)R: Mi mejor rival fue Xavi Hernández. Jugábamos el Trofeo Carranza y era la primera vez que nos enfrentábamos al Barcelona. Estaba en mi posición y me di cuenta que era imposible quitarle el balón. En esos momentos fui consciente que el nivel era superior. Te das cuenta  que son otros rivales muy difíciles, con los que tienes que utilizar otras armas para intentar robar la pelota, porque cuando la tiene en el pie es imposible. Pensé que el salto era muy grande, que estábamos hablando en serio, era el fútbol de élite.  He jugado con grandes como Zidane o Beckham, pero me quedo con él como mejor rival, porque no podía hacerle sombra.

P: ¿Quién cree que es el mejor jugador de la historia del fútbol?

R: Zidane. Ha habido y hay muchos jugadores, pero con este me he enfrentado y lo he visto jugar. En esa época fue el mejor del momento.

“Mi mejor rival fue Xavi Hernández”

images (FILEminimizer)P: ¿Cómo fue la primera vez que lo vio en el campo?

R: Recuerdo a Zidane en el Bernabéu y la verdad es que impone. Es un futbolista muy serio, bastante alto. Cuando empieza el partido no te das cuenta de nada, estás concentrado en la pelota y lo ves como un jugador más. Pero antes de comenzar el partido está la tensión y el saber que estás jugando contra jugadores de primer nivel.

P: Como madridista, ¿qué sensaciones tuvo al pisar por primera vez el Santiago Bernabéu?

R: Fue muy bonito. Me vino a la cabeza todos los recuerdos desde pequeño. Desde que empecé a entrenar con “El Gallo”, cuando fui al Atlético Zabal…Todos los momentos que mi padre se sacrificó para llevarme a entrenar. Las rachas buenas, las malas, etc. Pero lo más bonito fue llevar a mi padre al Bernabéu, para ver a su hijo jugar en su equipo y contra su otro equipo. Fue una satisfacción muy grande.

“Recuerdo a Zidane en el Bernabéu y la verdad es que impone”

P: El Cádiz CF le cedió al Ofi de Creta en la Liga Griega. ¿Cómo fue el cambio?

R: Me fui del Cádiz con dolor, porque llegué para estar todos los años posibles y ayudar al equipo a ascender. Pero la situación no fue buena, tuve problemas internos y decidí irme a Grecia. Nunca había salido del país, pero me fue bastante bien. Al principio un poco temeroso, porque no sabía el idioma. Me adapté muy bien. Los griegos son mediterráneos, son gente como aquí. La temporada fue muy positiva, conocí otro fútbol, jugué en campos que han estado y están en Europa, como el Panatinaikós, Olimpiacos. Un club de los más históricos de la liga griega, y la experiencia fue muy bonita.

P: De Grecia a Estepona y luego a Chipre.

R: Sí. Fue un periodo en el que decidí mal. En la vida siempre hay caminos que coger, algunas veces te va bien y otras mal. El Ofi me dijo que no me iba a hacer la ficha, pero yo tenía contrato. Me tenía que haber quedado hasta que comenzaran los fichajes de la época invernal, pero lo que quería era jugar. Así, me vine al Estepona para estar cerca de la familia, y a los seis meses llegó Víctor Espárrago al Cádiz. Él me tuvo en Primera y Segunda División, teníamos buen feeling, sabe lo que le puedo dar. Del Estepona me voy a la liga chipriota y una semana antes de firmar allí, Espárrago firma con el Cádiz. Me llamó Antonio Muñoz, presidente cadista . Quería saber si había firmado ya en Chipre, porque intuyo que Víctor le diría que si estaba libre me llevaran para jugar en el club gaditano. Pero ya había firmado en la liga chipriota.

“Me fui del Cádiz con dolor”

P: ¿Has dejado huella en las ligas internacionales?

1241025089_0R: Creo que en Grecia sí. En Facebook llegué a tener 6.000 amigos, y casi todos griegos. El Ofi de Creta intentó firmarme otro año más, pero no coincidimos. Hubo mucha química entre la afición griega y yo. Quizás por ser un jugador bravo, intenso… A ellos les gusta ese tipo de jugadores.

P: También has estado en Kazajistán.

R: Sí, estuve en esa liga. Me trataron muy bien, pero no me pude aclimatar. A los tres meses tuve que venirme. El primer partido lo jugué a -16 grados. Fue muy complicado. Kazajistán tiene dos climas: mucho calor y mucho frío. No hay un término medio. Ahí comprendí que todo no es el dinero. Puede más tu familia y estar con la gente querida. Luego fui al Villanovense, un club de Extremadura; de allí pasé al Nastic de Tarragona, un club con mucha solera e historia, en el que tuve un año intenso y muy bonito. Guardo el recuerdo de la afición de Tarragona. Luego fui al Arroyo de la Luz, otro equipo extremeño y de ahí al Eldense de Alicante. En este último logramos el ascenso a Segunda B el año pasado.

“Hubo mucha química entre la afición griega y yo”

P: Actualmente estás en la UD San Pedro.

_DSC1300 (FILEminimizer)R: Sí. Quería estar más cerca de casa y de la familia, he sido padre hace poco. Me presentaron el proyecto de este equipo de Tercera División, que estuvo hace tiempo en Segunda B. Hablaron conmigo y me dijeron que querían hacer un club serio, querían hacer un proyecto para ascender y hasta el día de hoy. Estoy bastante contento.

P: ¿Su mejor entrenador?

R: He tenido muchos mejores entrenadores, desde el fútbol base. Pero con Víctor Espárrago siempre he tenido un feeling  especial. Nos entendíamos con la mirada. Supo sacar todo mi potencial en Primera División y para mí fue el principal y el mejor.

“Con Víctor Espárrago siempre he tenido buen feeling. Supo sacar todo mi potencial”

Bezares-Celebrando-Gol-Cadiz-CF (FILEminimizer)P: ¿Por qué “El Bicho”?

R: En Cádiz a la gente le gusta mucho poner motes con cariño. Mágico González, Carmelo Navarro era el “Beckenbaue de la Bahía”, a Dertycia le decían “Mr Proper” porque no tenía pelo…  Y cuando llegué lo hice con mucha ilusión, un chaval guerrero, no daba ningún balón por perdido y la gente decía “mira el bicho”, “parece un bicho”, etc. De ahí se me quedó el apodo “El Bicho”.

P: Sigue siendo muy querido en su pueblo y le gusta estar con su gente.

R: Siempre he sido el mismo cuando he estado en Primera División y en Regional Preferente. Tengo los mismos amigos de siempre, da igual dónde haya jugado. Eso es fundamental. No cabe duda que cuando estás arriba hay mucha más gente que se acerca, con buenas y malas intenciones. Para mí es un orgullo pasear por dónde sea y que la gente me conozca, y que me hable y me considere uno más. Me gusta que vean que aunque haya jugado en los mejores campos soy muy normal, con quien pueden tener cualquier conversación.

“Tengo los mismos amigos de siempre, da igual dónde haya jugado”

P: ¿Qué siente cuando pisa el campo de La Unión?

_DSC1306 (FILEminimizer)R: Recuerdas cuando empezó el morbo del fútbol, cuando empiezas a jugar con tus amigos, cuando empiezas a competir… No cabe duda que acabaré mi carrera en el CD Guadiaro. Siempre lo he dicho. Me gustaría acabar dónde empecé, sobre todo para agradecer a todas las personas que han trabajado conmigo, desde la cantera, el cariño de Guadiaro. Para mí va a ser muy bonito poder contar un día a mis hijos y nietos que acabé jugando en el mismo club que me vio crecer.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. SANRÓPOLIS | Juanjo Bezares vuelve al CD Guadiaro, su casa

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.