Juan Carlos Galiana: “Necesitamos un gran chaparrón que consiga cambiar las cosas”




Después de días de grandes nubarrones ha salido el sol y Sanrópolis se sienta a compartir impresiones con el sanroqueño Juan Carlos Galiana en la Alameda, frente al teatro donde los próximos 22 y 23 de febrero se representará la gran obra de su vida, por ahora: la comedia musical ‘Diluvium’.

Mar Gómez/ Sanrópolis

Se trata de una gran producción amateur a la altura de las profesionales en la que un centenar de campogibraltareños llevan implicados cerca de dos años. Arqueólogo, psicoanalista, terapeuta, dramaturgo, lideró junto a José Chamizo el colectivo cultural y social Mejorana, rompiendo moldes, abriendo camino. ‘Diluvium’ recoge aquellos barros y promete un espectáculo de altura. Viene precedido de dos llenos absolutos del teatro Florida en Algeciras. Los beneficios se destinan a combatir la pobreza. Para no perdérsela.Galiana5 (FILEminimizer)

Pregunta: Háblanos de tu infancia

Respuesta: Nací en 1962. Yo fui el último de mis hermanos que nació en la cama de mi madre, en nuestra casa de la Estación de San Roque, gracias a las manos de María Teresa, la matrona de la zona, a la que en mi familia se le quería mucho. Mi padre, José, era malagueño, su familia se instaló en la Estación de San Roque porque mi abuelo era maquinista de tren y aquí conoció a mi madre, Ana. Ambos consiguieron darnos a sus siete hijos una vida acomodada. Mi padre era sastre y fue pionero de la industria textil en la comarca con Argenpunt, a la que siguió más tarde Textil San Bernardo. También era un gran actor, hizo mucho teatro y le encantaba recitar poemas. En mi casa por las tardes no se veía televisión, porque a mis padres no les interesaba, en mi casa se leía.

«En mi casa por las tardes no se veía televisión, porque a mis padres no les interesaba, en mi casa se leía»

P: Y el germen del teatro caló pronto en ti

Compañía_Diluvium (FILEminimizer)

R: Pues sí, por decirlo de alguna manera, mi poliomelitis, que me diagnosticaron a los quince meses de vida, me hizo un privilegiado frente a mis hermanos en ese aspecto. Como en Andalucía no había en aquel entonces especialistas y tratamientos adecuados, toda mi infancia y media adolescencia la pasé en Madrid. Ahí empezó mi suerte: descubrí Madrid, el cine y el teatro.  Mis padres me llevaban al teatro todas las noches. En el Cine Imperial me vi todas las películas de Walt Disney del momento, no sé si fui setenta u ochenta veces a ver La Cenicienta, Blancanieves, 101 Dálmatas… La Gran Vía, el Museo del Prado y el Museo de Ciencias eran como mi segunda casa. Por todo ello me considero muy afortunado. Recuerdo que en una de las tantas visitas al Prado estaba tan emocionado ante las Meninas que tuve que acercarme para tocar el cuadro y comprobar que era real. Por supuesto, el conserje de la sala regañó a mi madre y ella respondió: “Es que el niño está muy emocionado con lo que está viendo. Discúlpelo y compréndalo”.

«La Gran Vía, el Museo del Prado y el Museo de Ciencias eran como mi segunda casa»

P: Ese amor al arte te lleva a fundar tu primer grupo teatral a una edad muy precoz

R: Sí. A los siete años con mis hermanas, sobre todo las pequeñas, Isabel y Maite a las que manipulaba mejor, montamos el Grupo de Teatro Infantil ‘La Princesa’. Y en la calle la Fuente ensayábamos con otros niños de La Estación. Recuerdo que estrenamos en los salones parroquiales y yo, me quedé en blanco a la hora de mi actuación, no pude decir una sola palabra y me eché a llorar, mi hermana Pilar salió a salvarme. Pero lo superé enseguida. A partir de ahí comienza, de alguna manera, la vida.

P: Años más tarde, llegó un nuevo cura a tu Parroquia

galiana7 (FILEminimizer)

R: Cuando yo tenía 19 años llegó de párroco a la Estación de San Roque José Chamizo, un hombre de teatro y sobre todo un gran dramaturgo. Recuerdo que me quedé fascinado cuando lo ví por primera vez paseando por el atrio de la Iglesia. Me presenté y comenzamos a ser amigos. En 1982 creamos el Grupo de Teatro ‘Colectivo Mejorana’. Pepe dirigía y yo le ayudaba y también actuaba, es necesario ser actor antes que director. Mejorana marcó una época, éramos una treintena de jóvenes con ganas de romper moldes a través del teatro de denuncia social. Casi todo lo que exhibíamos era producción propia de Chamizo, como la primera obra seria, creo yo, de denuncia a la situación de la mujer ‘La Urgencia de la Libertad’. Pudimos representarla 300 veces por toda Andalucía. También en aquella época se funda la Asociación para la terapia analítica del Campo de Gibraltar de psicoanálisis a la que yo pertenecía. Fue una época muy innovadora y muy revolucionaria en el Campo de Gibraltar, rompió moldes y patrones y la gente, sin duda, era mucho más libre que ahora, a pesar de que también vivíamos una gran época de crisis económica. De ahí nace digamos nuestro nuevo colectivo Escenopán. Creo que son épocas parecidas a pesar de que en el 2013 estamos de vuelta de todo y estancados, por lo que corremos el peligro de involucionar. Prueba de ello es lo que está ocurriendo en el mundo de la cultura.

«Mejorana marcó una época, éramos una treintena de jóvenes con ganas de romper moldes a través del teatro de denuncia social»

P: ¿Cómo nace ‘Diluvium’ en tu cabeza?

R: En 1977 llegó a Madrid ‘El Diluvio que viene’, uno de los estrenos más recordados de aquellos tiempos. Y toda mi familia fue a verla. Pero yo fui el que se enamoró y se estancó en Diluvium. Me estanqué en El diluvio que viene. Me enamoré de los personajes, lo que transmitían, fue la primera producción española con una escenografía tan impactante, llena de plataformas giratorias… La historia me resultó preciosa, como un sueño. Y la vi tantas veces que hasta en 1978 estuve en Roma, con el viaje de fin de estudios del Instituto de los Salesianos de Algeciras. Allí ví la versión original ‘Aggiungi Un Posto a Tavola’ y aunque no sabía italiano me la sabía prácticamente de memoria. Disfruté como nunca lo había hecho antes.

«Me estanqué en El diluvio que viene. Me enamoré de los personajes, lo que transmitían»galiana4 (FILEminimizer)

P: ¿Por qué llega ahora?

R: Diluvium llega en un momento importante. Nada tiene su fin, todo es el principio. Necesitamos un gran chaparrón para que esta situación que padecemos desde 2007 cambie radicalmente. Es como ocurrió con la Revolución Francesa, hay varias teorías sobre la misma pero yo me quedo con que el pueblo tenía que alzarse para cambiar el molde. Esto tiene que cambiar. Aunque desafortunadamente siempre vuelve el poder, como en Diluvium llega el Cardenal, a dirigir a la masa. La idea ha permanecido en reposo mucho tiempo en mi cabeza, prácticamente desde 1977, y al cumplir 50 años, la concebí como un parto. Nueve meses de producción que finalmente casi alcanzan los dos años. Todo este esfuerzo es un sentido homenaje a mis padres, a los que debo todo.

«Todo este esfuerzo es un sentido homenaje a mis padres, a los que debo todo»

P: ¿Cómo empezó Escenopán?

COLECTIVO MEJORANA (FILEminimizer)

R: La Asociación Andaluza para las Artes Escénicas y Audiovisuales tiene su origen a raíz de este trabajo. Buscando actores para comenzar la obra, mi hermana Lola me invitó a hablar con Manuel Báez, un viejo amigo de la familia y la cosa funcionó. Manolo, que hoy encarna al cura Matías, nuestro protagonista cantaba en la coral algecireña Portus Albus y ése fue el germen del casting, que duró tres meses. Siempre concebí montar Diluvium en amateur, nunca he cobrado por hacer teatro y por otro lado, un espectáculo tan grande y tan costoso es inviable de otra manera. La compañía que empezó no es la compañía que estrena. Ha sido un parto duro de veinte meses pero, yo que soy cojo, sabía que había que llegar, y al final, he llegado a Santiago.

P: ¿Qué distingue el teatro amateur del aficionado?

R: En el término francés, igualmente válido en nuestro idioma, se encierra un mensaje de honestidad, honestidad para con uno mismo como actor y con los demás en conseguir la excelencia en el trabajo individual y del grupo. Nuestro trabajo es tan dedicado como el profesional, pero no cobramos por él.

«Nuestro trabajo es tan dedicado como el profesional, pero no cobramos por él»

P: ¿Hay talento en el Campo de Gibraltar?

Galiana_tras_estreno_Diluvium (FILEminimizer)

R: Mucho. Ha sido duro moldear el de mi Compañía, pero sobre todo con los ya iniciados en el mundo del teatro. Con los que se estrenan en las tablas como los protagonistas Álvaro Rosano (Jesusito, el joven que se enamora del cura) o Elisa Romero (una de las Consuelo, la prostituta que llega al pueblo a revolucionarlo todo) ha sido mucho más fácil. Diluvium demuestra que a través del trabajo duro y del emprendimiento podemos aportar a la comarca productos culturales de primer nivel. Ésa va a ser la tarea principal de Escenopán que tiene muchos proyectos en mente. Sin olvidarnos que el 70% de todos los beneficios anuales serán donados para combatir la pobreza.

«El 70% de todos los beneficios anuales serán donados para combatir la pobreza»

P: Anímanos a ir a ver la comedia musical el próximo 22 de febrero en el Galiardo

R: Diluvium hay que verla porque no es que merezca la pena, que no me gusta esa frase, merece la vida, la alegría. Hay que avisar que el espectáculo dura dos horas y cuarenta minutos mas quince de descanso, así que a los que no estén acostumbrados a la duración de los espectáculos de género musical le rogamos que venga sin prisas y con paciencia. Hay que verla porque los beneficios de la obra irán destinados a combatir la pobreza. Hay que verla porque es la primera vez que esta comedia se representa en un país hispanohablante con música en vivo y en directo. Se trata de setenta personas implicadas en un gran proyecto teatral donde 30 personajes interpretan 18 números musicales sobre un escenario de 100 metros cuadrados con una potente tramoya que gira hasta 19 veces para dar vida a un pueblo singular donde empiezan a ocurrir cosas maravillosas. Todo en el escenario responde a una simbología, tiene un sentido, nada es gratuito, luces, colores, caracterizaciones… Espero que el sábado 22 de febrero a las 19.00 horas y el domingo 23 a las 18.00 horas los sanroqueños disfruten de este espectáculo. Me quedo con que en Algeciras, el noventa por ciento de las personas que nos han visto han salido del teatro con una gran sonrisa. Sólo deseo lo mismo en esta segunda parada del Arca.galiana3 (FILEminimizer)

«Diluvium hay que verla porque no es que merezca la pena, que no me gusta esa frase, merece la vida, la alegría»

P: ¿Cuál es el mensaje que encierra?

R: La libertad individual de elección en la vida. Que desaparezca el miedo y que viva la fe en uno mismo y en lo que elige. Como dice la canción que he escrito para la obra: Es mi vida la que acepto, es mi vida la que no temo, es mi vida, al fin.

P: ¿Y después de San Roque?

R: Diluvium empieza a rodar. Aspiro a realizar 25 actuaciones más. Ha sido una producción que ha costado 40.000 euros. Podría haber costado el doble pero gracias a la aportación desinteresada de todos los colaboradores y patrocinadores hemos conseguido que se ponga en marcha a ese precio. En San Roque empezamos a sacar beneficios. Y así, comenzar nuestro objetivo: convertirnos en una fábrica de cultura para combatir la pobreza.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.