Incluyen a Cepsa entre las 81 grandes empresas en las que mejor se trabaja en España

Vista aérea de la Refinería de Cepsa Gibraltar- San Roque.

En un estudio publicado por la certificación Top Employers 2017 aparece Cepsa como una de las 81 grandes empresas en las que mejor se trabaja en España.Para lograr esta certificación se debe superar un exhaustivo análisis en el que se evalúan y auditan 585 buenas prácticas de recursos humanos en áreas como estrategia de talento, planificación de la plantilla, aprendizaje y desarrollo o gestión del desempeño.

El 95% de las 81 compañías que han logrado el certificado este año son organizaciones multinacionales, que de media operan en 86 países y tienen 72.000 empleados. Además, 31 de las empresas Top Employers España son también Top Employers Europe.

En el caso de España, junto a Cepsa, este año están Abbott Laboratories, AbbVie, Accenture, Adidas, Almirall, Alstom, Alten, Amadeus It Group, Asea Brown Boveri, Atento, Avanade, AXA, Bankinter, Boehringer Ingelheim, British American Tobacco, BSH Electrodomésticos, Calidad Pascual, Canon, Capsa FoodD, Cetelem Grupo BNP Paribas, CHEP, Chiesi, Consum, Danone, DHL Express, Dimension Data, Electrolux, Enagás, Everis, EY, Ferrovial, Gas Natural Fenosa, Goodyear Dunlop, GroupM, Grupo Cortefiel, Heineken, Hilti, Huawei e ING.También aparecen Janssen, Japan Tobacco International, John Deere, Leroy Merlin, LG Electronics, Lyreco, Makro, ManpowerGroup, Mantequerías Arias, MSD, NationaleNederlanden, Novartis Farmacéutica, Olympus, Orange, Otis, PageGroup, PepsiCo, Philip Morris, Roche Diabetes Care, Roche Diagnostics, Roche Farma, Saint-Gobain, Sandoz Farmacéutica, Sanitas, SAP, Scania, Schindler, Seat, Software AG, Technip, Tecnocom, Thales, Uriach, Valeo, Vodafone, Volkswagen Group España Distribución y Zurich.

Las tendencias

Las empresas certificadas han reforzado su estrategia de talento en todas las áreas analizadas. Estas fueron algunas de las tendencias detectadas: Gestionar el cambio y potenciar el compromiso de los empleados se consolidan como prioridades de la estrategia de talento.

El liderazgo está dejando de ser considerado un atributo individual para convertirse en un liderazgo colectivo que llega a todos los niveles de la organización. Los líderes “salen de su rol clásico y su zona de confort para asumir proyectos retadores, dentro o fuera de la organización”. Se ha producido un notable incremento del uso de la tecnología en todas las áreas relacionadas con la gestión de personas.

Las tendencias en on-boarding han evolucionado a medida que las organizaciones han constatado la influencia crucial que tiene la integración de los nuevos empleados en la efectividad de la organización. Estos procesos empiezan incluso antes de la incorporación y se alargan hasta un año después.Aumenta la utilización de métodos innovadores de aprendizaje, con mayor presencia del mobile learning y el social media. En compensación y beneficios, es tendencia el uso del plan de cafetería, con el que cada empleado elige los elementos que formarán parte de su retribución.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.